flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Tercera semana de Cuaresma

Sábado 13 de marzo de 2021

Lucas 18:9–14

Amigos, hoy Jesús nos habla del fariseo y del recaudador de impuestos, es decir, gente estereotípicamente justa e injusta, que entran al templo para orar. ¡Pero qué diferencias enormes hay en su manera de orar!

El punto de la religión es hacernos humildes ante Dios y abrirnos al camino del amor. Todo lo demás es más o menos una nota a pie de página. La liturgia, la oración, los preceptos de la Iglesia, los Mandamientos, los sacramentos, los sacramentales (todos ellos) están destinados finalmente a conformarnos al camino del amor. Pero si en cambio nos alejan de ese camino, han sido socavados.

Tanto san Pablo como los escritores del Evangelio, y por supuesto, el mismo Jesús son intensamente conscientes de este peligro. Esta es precisamente la razón por la que Pablo habla de los peligros de la Ley. Sabía que la gente a menudo usa la Ley como un arma de agresión: como yo ya que sé lo que está bien y lo que está mal con cierto detalle, entonces estoy en una posición única para señalar tus defectos. Y cuando señalo tus defectos, me elevo. En resumen, la Ley, que es un regalo de Dios, suele colaborar con los propósitos del ego.

Reflexiona: ¿Cómo puedes incorporar la oración del recaudador de impuestos en tu propia vida espiritual?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?