flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Segunda semana de Cuaresma

Jueves 4 de marzo de 2021

Lucas 16:19–31

Amigos, el Evangelio de hoy cuenta la historia del hombre rico y el hombre pobre, Lázaro, a su puerta.

Dios no está complacido con este tipo de desigualdad económica, y arde de pasión por arreglar las cosas. A pesar de que esto nos hace sentir incómodos (y Dios lo sabe, especialmente aquellos de nosotros que vivimos en la sociedad más próspera del mundo) no podemos evitarlo porque está en todas partes de la Biblia.

Santo Tomás de Aquino dice: “Debemos distinguir entre la propiedad y el uso de la propiedad”. Tenemos derecho a la propiedad, a través de nuestro arduo trabajo o herencia. Es justo. Pero con respecto al uso de esas cosas, entonces, dice Tomás, siempre debemos preocuparnos por el bien común y no por el nuestro.

Esa es una afirmación extraordinariamente poderosa, aunque se expresa en un lenguaje bastante sobrio. Sí, tienes derecho a la propiedad, a ser dueño, pero cuándo y cómo usas lo que posees, eso siempre es una cuestión del bien común, que incluye especialmente a Lázaro en tu puerta: quienquiera que esté sufriendo y necesitado.

Reflexiona: Haz una lista sobre cómo usas tu propiedad para el bien común. Trata de completar esa lista antes de la Pascua.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?