flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Sábado Santo

Sábado 3 de abril de 2021

Marcos 16:1–7

Amigos, en este Sábado Santo escuchamos en nuestro Evangelio el relato de san Marcos sobre la Resurrección. La Resurrección de Jesús de la muerte es el principio y el fin de la fe cristiana. Si Jesús no resucitó de entre los muertos, todos los obispos, sacerdotes y ministros cristianos deben ir a casa y obtener trabajos honestos, y todos los fieles cristianos deben abandonar sus iglesias inmediatamente.

Como dijo el mismo Pablo: “Si Cristo no resucitó, nuestra predicación no tiene contenido, como tampoco la fe de ustedes… Si nuestra esperanza en Cristo se termina con la vida presente, somos los más infelices de todos los hombres”. No es bueno, por supuesto, tratar de explicar la Resurrección o racionalizarla como un mito, un símbolo o una experiencia subjetiva interna. Nada de eso hace justicia a la novedad y la pura extrañeza del mensaje bíblico.

Se reduce finalmente a esto: si Jesús no resucitó de la muerte, el cristianismo es un fraude y una broma. Pero si él si resucitó de la muerte, entonces el cristianismo es la plenitud de la revelación de Dios, y Jesús debe ser el centro absoluto de nuestras vidas. No hay una tercera opción.

Reflexiona: ¿Por qué san Pablo en su Primera Carta a los Corintios dice que si Cristo no ha sido resucitado, su fe “no tiene contenido”?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?