flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Primer domingo de Cuaresma

Domingo 21 de febrero de 2021

Marcos 1:12–15

Amigos, en el Evangelio de hoy, Jesús entra en Galilea y comienza a predicar. Las primeras palabras que salen de su boca, como Marcos las reporta, sirven como una especie de declaración resumida de su vida y trabajo: “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio”.

Ha llegado el momento, el tiempo privilegiado, el kairós; algo que los seres humanos han estado anhelando, luchando y esperando ver ha aparecido, y ahora es el momento de tomar una decisión, de actuar. Las primeras palabras de Jesús son una llamada de atención, una campana de advertencia en la noche, un llamado a la atención. Este no es el momento de estar dormido, no es momento de languidecer en complacencia y autosatisfacción, no es momento para retrasar las tácticas, para la dilación y las segundas suposiciones.

En la liturgia bizantina, encontramos el llamado a menudo repetido a “estar atentos”, y en la tradición budista, hay un gran énfasis puesto en la vigilia. En la ficción de James Joyce, a menudo encontramos que los momentos de percepciones espirituales están precedidos por un gran trueno, la alarma cósmica conmocionando a los personajes (y al lector) para que se despierten. Las palabras iniciales del primer sermón de Jesús son una invitación similar a la conciencia psicológica y espiritual: hay algo que ver, ¡así que abre los ojos!

Reflexiona: ¿Hay algo que hayas estado posponiendo que creas que Jesús quiere que hagas? ¿Qué puedes hacer esta semana para abordar tu dilación?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?