flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Quinta semana de Cuaresma

Sábado 27 de marzo de 2021

Juan 11:45–56

Amigos, en el Evangelio de hoy, los fariseos conspiran para matar a Jesús porque resucitó a Lázaro. Una vez más, vemos aquí una forma particular de oposición, a saber, el chivo expiatorio. René Girard identificó el mecanismo del chivo expiatorio como básico para el mantenimiento del orden en la mayoría de las comunidades humanas. Cuando surgen tensiones entre las personas debido al deseo competitivo, los chivos expiatorios, generalmente extranjeros, son señalados automáticamente, y sobre ellos se lanza la ansiedad colectiva del grupo.

Los líderes de la nación están tratando de aislar y eliminar a Jesús porque están ansiosos por calmar las tensiones entre la gente. El autor del Evangelio de Juan enfatiza esta dimensión cuando pone en la boca de Caifás estas palabras: “Ustedes no saben nada. No comprenden que conviene que un solo hombre muera por el pueblo y no que toda la nación perezca”.

Pero, en Jesús, el verdadero Dios socavará este chivo expiatorio oficialmente autorizado al convertirse en el chivo expiatorio mismo.

Reflexiona: ¿Cómo la Resurrección convirtió el chivo expiatorio que Caifás apoyó en la clave de nuestra salvación?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?