flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Primera semana de Cuaresma

Miércoles 24 de febrero de 2021

Lucas 11:29–32

Amigos, en el Evangelio de hoy, Jesús les dice a las multitudes que buscan una señal que sólo recibirán la señal de Jonás: “Pues así como Jonás fue una señal para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para la gente de este tiempo”.

Jonás es llamado por Dios para predicar a Nínive, que se describe como una ciudad enormemente grande. Se necesitan, dicen, tres días para caminar a través de ella. No puedo evitar pensar en Nínive como una de nuestras grandes ciudades modernas, un centro de todo tipo de actividad mundana y preocupación.

¿Cómo fue su conversión? Una vuelta a Dios como el único bien perdurable. Después de escuchar la palabra de Jonás, los ninivitas proclaman un ayuno, y todos ellos, grandes y pequeños, usan un cilicio. ¿Cuál es el propósito de estas prácticas ascéticas? Alejar a las personas de un apego a los placeres mundanos.

Ir más allá de lo que tienes en tu propia mente. Arrepentirse. Vivir como si nada en este mundo finalmente importara. ¡Y entonces estarás viviendo en el reino de Dios!

Reflexiona: ¿En qué áreas de tu vida necesitas “volver a Dios”? ¿Cómo comenzarás este proceso ahora?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?