cross
Domingo de Pascua: La Resurrección del Señor

2021 Reflexiones del Evangelio de Cuaresma

flame
MEDITACIONES DIARIAS CON OBISPO BARRON

Pase su tiempo con Cristo en el Evangelio esta Cuaresma

junto al Obispo Barron y la comunidad de Word On Fire.

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?

CLICK FOR ENGLISH
iphone-image
transition-arrow

Meditación de Hoy

Juan 20:1–9

Amigos, nuestro Evangelio de Pascua contiene el magnífico relato de san Juan de la Resurrección.

Tres lecciones clave siguen del hecho perturbador de la Resurrección. Primero, este mundo no es todo lo que hay. La Resurrección de Jesús de entre los muertos muestra de la manera más definitiva posible que Dios está haciendo algo más grande de lo que habíamos imaginado. No tenemos que vivir como si la muerte fuera nuestro maestro y como si el nihilismo fuera el único punto de vista coherente. De hecho, podemos comenzar a ver este mundo como un lugar de gestación hacia algo más alto, más permanente, más espléndido.

Segundo, los tiranos saben que su tiempo se acaba. Recuerden que la cruz era la forma de Roma de afirmar su autoridad. Pero cuando Jesús resucitó de entre los muertos a través del poder del Espíritu Santo, los primeros cristianos sabían que los días del César estaban, de hecho, contados. La interpretación del salón de profesores de la Resurrección como un evento subjetivo o un mero símbolo es exactamente lo que quieren los tiranos del mundo, ya que no representa una amenaza real para ellos.

En tercer lugar, el camino de la salvación ha sido abierto a todos. Jesús bajó todo el camino, viajando hacia el dolor, la desesperación, la alienación, incluso el abandono de Dios. Él fue tan lejos como tú puedes alejarte del Padre. ¿Por qué? Con el fin de llegar a todos los que se habían alejado de Dios. A la luz de la Resurrección, los primeros cristianos llegaron a saber que, aun cuando corremos tan rápido como podemos lejos del Padre, estamos corriendo hacia los brazos del Hijo.

No domestiquemos estas lecciones de la Resurrección, todavía asombrosas. Más bien, permitamos que nos perturben, nos cambien y nos prendan fuego.

Reflexiona: ¿Por qué la Resurrección es realmente la sorprendente “buena nueva” del Evangelio? ¿De qué manera te da esperanza de celebrarlo hoy?



Meditaciones Anteriores