flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Quinta semana de Cuaresma

Jueves, 2 de abril de 2020

Juan 8, 51-59

Amigos, en el Evangelio de hoy Jesús afirma su pre-existencia al declarar que “… antes que naciera Abraham, YO SOY”.

En los últimos años ha habido una tendencia inquietante que busca convertir a Jesús en un maestro espiritual inspirador. Si eso es todo lo que es, para qué diablos creer. Pero los Evangelios no se contentan con una descripción tan reductiva. Aunque lo presentan como maestro, saben que es infinitamente más que eso. Que algo más está en juego en Él y en nuestra relación con Él.

Las Escrituras claramente enseñan que Jesús es divino. Cierta vez declara: “Ten fe en Dios; ten fe también en Mí”. Podemos imaginarnos fácilmente a un fundador religioso exigiendo fe en Dios, pero ¡nos costaría mucho imaginar que exijan la misma fe en sí mismos! Excepto que en los labios de Jesús las dos van de modo paralelo.

CS Lewis vio esto claramente, significa que Jesús nos obliga a tomar una decisión como ninguna otra persona. O estás con Él o estás en contra de Él. No hay otra forma de entender este lenguaje. Entender esta maravillosa paradoja es acercarse al corazón mismo de lo que significa ser cristiano.

Reflexionemos: Reflexionemos sobre esta frase: “O Jesús es quien dice ser, o es un loco mentiroso. No hay término medio”. ¿Qué dices tú al respecto?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?