flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Quinto domingo de Cuaresma

Domingo, 29 de marzo de 2020

Juan 11, 1-45

Amigos, el Evangelio de hoy acerca de la resurrección de Lázaro tiene un mensaje dirigido a nosotros.

Todos los que leen esto están, en cierto grado, espiritualmente muertos. Tal vez eres como Lázaro: cuatro días en tu tumba. Tal vez sientas que simplemente no hay esperanza para los que son como tú. No me importa cuán lejos hayas caído. No me importa cuán muerto estés. La voz de Jesús puede devolverte la vida, sacarte de la tumba.

Escuchen lo que Jesús dice: “Desátenlo para que pueda caminar”. Dios odia la muerte y los caminos de la muerte. Odia todas las formas en las que solemos atarnos.

Tal vez estás hundido en una adicción. Tal vez has hecho cosas de las que estás tan avergonzado que ni siquiera puedes hablar de ellas. Tal vez has perdido toda relación con las personas que más amas. Tal vez has sido un tonto de primera clase. Tal vez solo sientes que eres un fracaso. Quizás te aterra morir. No me importa. ¡Escucha la voz!

“Desátenlo para que pueda caminar”.

Reflexionemos: ¿Qué te tiene “atado” en este momento? ¿Quién es el único que puede desatarte y darte verdadera libertad?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?