flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Primera semana de Cuaresma

Sábado, 7 de marzo de 2020

Mateo 5, 43-48

Amigos, en el Evangelio de hoy Jesús nos manda a amar a nuestros enemigos.

La primera razón por la que amamos a nuestros enemigos es porque esta es la mejor manera de probar la calidad de nuestro amor. El amor no es principalmente una emoción, sino un acto de la voluntad. Es querer el bien del otro como otro.

Una segunda razón para amar a tus enemigos es por lo que puedan contar sobre ti. Es muy posible que las personas que más molestan sean las que más te revelen verdades desagradables sobre tu persona.

Tercero, quizás la persona que consideras tu enemigo está señalando algo inadecuado en tu propia vida. Tal vez él tenga razón y sea bueno, y eres tú quien está equivocado. ¿Podría ser que tu enemigo sea de hecho un tipo santo que esté indirectamente indicando tu propia debilidad y falta de coraje moral?

Una razón final para amar a tus enemigos: poder recuperarlos.

Reflexionemos: Nombra a un enemigo o alguien que te disgusta fuertemente. ¿Qué es lo que te molesta en esa persona? ¿Clarifican estos sentimientos tus propias debilidades?


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?