flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Miércoles de Cenizas

Miércoles, 6 de marzo de 2019

Mateo 6,1-6; 16-18

Amigos, el Evangelio de hoy nos pide que hagamos tres cosas: orar, ayunar y dar limosna. Concentrémonos hoy en la oración. Los estudios demuestran que la oración es una actividad muy común, y muy popular. ¡Incluso aquellos que no profesan creer en Dios oran!

¿Qué es la oración y cómo debemos orar? La oración es comunión íntima, y una conversación con Dios. A juzgar por la propia vida de Jesús, la oración es algo que debemos realizar a menudo, especialmente en aquellos momentos clave de nuestra vida.

Bueno, ¿cómo debemos orar? ¿Cómo se hace? Tienes que orar con fe, y de acuerdo con el modelo de Jesús, tienes que orar implorando perdón. La eficacia de la oración pareciera depender de la reconciliación de diferencias.

También tienes que rezar con persistencia. Una razón por la que no recibimos lo que deseamos a través de la oración es que nos rendimos o damos por vencidos con demasiada facilidad. Agustín dijo que Dios a veces se demora en darnos lo que queremos porque él quiere que nuestros corazones se expandan.

Finalmente, tenemos que orar en el nombre de Jesús. Al hacerlo, confiamos en su influencia ante el Padre, confiamos que el Padre lo escuchará.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?