flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Reflexión para Cuaresma: Día 14

Martes, marzo 14, 2017

Mateo 23:1-12

Amigos, en el Evangelio de hoy Jesús dirige su dura mirada y crítica fulminante contra muchas de las formas en que los líderes religiosos caen en la corrupción. ¿Qué es exactamente lo que molesta a Jesús? Algunos líderes religiosos se gozan poniendo cargas a la gente, sometiéndolas bajo el peso de la Ley, exigiendo demandas terribles, regocijándose en su propia superioridad moral.

En el núcleo del programa de Jesús encontramos una disposición para llevar las cargas de los demás, para ayudarles a lidiar con lo que les abruma. Y esto también aplica en el caso de la vida moral. Si colocamos la carga de la Ley de Dios en la gente, hemos de estar dispuestos también a ayudarles a lidiar con ella.

Otro problema clásico entre las personas religiosas y especialmente entre los líderes religiosos, es que usan la ley y la moralidad como un modo de inflar su ego. El problema aquí es que esta droga pierde su efecto rápidamente, y no tardamos en desear más. Necesitamos un título más grande, más respeto, más reconocimiento.

¿Qué recomienda Jesús a aquellos atrapados en este dilema? Que ser grande significa ser servidor: humilde, simple, y con frecuencia quedar olvidado; evitar las manifestaciones de respeto y no procurarlas; estar satisfecho haciendo nuestro trabajo en el nombre del reino de Dios, sea cual sea.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?