flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Reflexión para Cuaresma: Día 13

Lunes, marzo 13, 2017

Lucas 6:36-38

Amigos, el Evangelio de hoy representa una clara llamada para que seamos misericordiosos. Todo el propósito de la Iglesia —el sacerdocio, la Misa, los sacramentos, la buena predicación, las obras de misericordia corporales y espirituales— es hacer santos. Realmente no existe una pregunta más importante que ésta: ¿qué significa ser santo? Pues bien, ser santo significa ser bendecido, y ser bendecido significa seguir la voluntad de Dios, y la voluntad de Dios es siempre estar dispuesto a amar, y amar es desear el bien del otro. Por lo tanto, ser santo es desear el bien de otros.

Suena fácil, ¡pero es la cosa más difícil del mundo! Lo que nos hace “bienaventurados” o “felices” es precisamente la santidad. Y Jesús dijo: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”. De muchas maneras esto se encuentra en el corazón de la cuestión. Chesed es una importante palabra hebrea, que en la versión King James se traduce magníficamente como “tierna misericordia”. Esto es lo que Dios es, y también a lo que nos invita a participar.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?