flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Cuaresma Día 27

Lunes, 12 de marzo de 2018

Juan 4:43-54

Amigos, nuestro Evangelio de hoy es acerca de la sanación del hijo de un funcionario real. El funcionario le pide a Jesús que cure a su hijo que estaba a punto de morir. Jesús le dice: “Si no ven signos y prodigios, ustedes no creen”. Pero el funcionario real insiste. Y Jesús le dice que su hijo vivirá. El hombre creyó en Jesús, y su hijo se recuperó.

El teólogo Paul Tillich dice que “fe” es la palabra más incomprendida del vocabulario religioso. Y esto es una tragedia, porque la fe es central y el sine qua non del ser Cristiano. ¿Y qué es la fe? El comienzo del capítulo 11 de la Carta a los Hebreos tiene la definición correcta: “La fe es como aferrarse a lo que se espera, es la plena certeza de las realidades que no se ven”.

La fe es como lanzarse adelante hacia aquellas cosas que, en el mejor de los casos, apenas se vislumbran. Pero fíjense, por favor, que no se trata de algo incierto y escurridizo. Sino que lleva confianza y “plena certeza”. Pensemos en las grandes figuras de nuestra fe, desde Abraham hasta Juan Pablo II: no son para nada personas vacilantes, indefinidas o cuestionadoras. Al igual que el funcionario real, se expresan con claridad, tienen un objetivo, y seguridad.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?