flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Cuaresma Día 25

Sábado, 10 de marzo de 2018

Lucas 18:9-14

Amigos, hoy Jesús nos habla sobre el Fariseo y el recaudador de impuestos—estereotipos de personas justas e injustas—que entran al templo para orar. ¡Pero qué diferencia en la manera de rezar!

El meollo de la religión es hacernos humildes ante Dios y abrirnos al camino del amor. Lo demás, en mayor o menor medida, es secundario. La liturgia, la oración, los preceptos de la Iglesia, los mandamientos, los sacramentos, y lo sacramental—todo ello—está finalmente destinado a encauzarnos al camino del amor. Cuando, por otro lado, nos alejan de ese camino, han sido entonces desvirtuados.

Tanto San Pablo como los Evangelistas—como, por supuesto, también el mismo Jesús—son muy conscientes de este peligro. Esta es precisamente la razón por la cual Pablo habla de los peligros de la Ley. Él sabía que, a menudo, las personas usan la Ley como arma de agresión: porque saben lo que está bien y mal con cierta precisión, entonces están en una posición única para señalar los defectos de otros. Y cuando señalo tus defectos, agrando mi estima. En resumen, la Ley, que es un regalo de Dios, ha sido entonces apropiada para fines propios del ego.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?