flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Cuaresma Día 24

Viernes, 9 de marzo de 2018

Marcos 12:28-34

Amigos, el Evangelio de hoy nos presenta a la misma Palabra de Dios revelando lo que está en el corazón de la ley. Un escriba pregunta, a modo de juego, lo siguiente: “¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?” Había cientos de leyes en el sistema Judío. Así que era un ejercicio favorito de los rabinos buscar una regla que de alguna manera clarificara la totalidad de la ley.

Entonces Jesús pronuncia la famosa frase: “El primero es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor; amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismoNo hay ningún mandamiento mayor que éstos”.

¿Qué significa esto? Que la ley es finalmente acerca del amor, y que el amor a Dios y al prójimo están indisolublemente unidos uno al otro. Si amamos a Dios pero odiamos a nuestros prójimos estamos malgastando el tiempo.

¿Por qué estos dos amores están tan firmemente conectados? Por lo que Jesús es. Jesús no es simplemente un ser humano, y no es solamente Dios. Él es Dios-hombre, aquél en quien la humanidad y la divinidad se juntan. Por lo tanto, es imposible amarlo como Dios sin amar la humanidad que Él ha creado y abraza.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?