flame
MEDITACIONES DIARIAS CON Obispo Barron
cross
Cuaresma Día 14

Martes, 27 de febrero de 2018

Mateo 23:1-12

Amigos, nuestro Evangelio de hoy se enfoca en las dificultades y los ideales del liderazgo religioso. Esta semana es cuando sacerdotes, ministros y predicadores deben predicarse a sí mismos. Jesús vuelca su ojo agudo y crítica fulminante sobre los modos en que líderes religiosos caen en corrupción.

Es difícil evitar una aplicación práctica de estos textos a nuestro problemático tiempo, una época donde la mala conducta y corrupción clerical han sido visiblemente expuestas. Jesús hace una distinción que es de gran importancia. “Los Escribas y Fariseos ocupan la cátedra de Moisés; ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos digan”. El Señor nos recuerda que ellos están legítimamente en sus puestos y, por ello, sus enseñanzas deben ser respetadas.  

En el siglo IV, San Agustín confrontó el desafío de los Donatistas. Ellos sostenían que sólo los sacerdotes puros y moralmente honestos podían legítimamente dispensar los sacramentos. San Agustín rechazó esta postura; la maldad personal de un ministro no puede comprometer la validez de lo que realiza sacramentalmente.  

Este principio tiene un gran significado. San Agustín, imitando a Cristo, nos dice que puede haber hombres malos haciendo y enseñando las obras de Dios.


Meditaciones Anteriores

¿Le gustaría recibir cada mañana en su mail estas reflexiones diarias del Evangelio?